Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


II Trimestre de 2008 - "Jesús es maravilloso" 
Lección 4 

La sabiduría de sus enseñanzas 

19 al 26 de Abril de 2008 

Resumen de la Lección de Escuela Sabática 



tJ=t!4¿.MdJhdrli1l 



"Y se admiraban de su doctrina; porque Íes enseñaba como quien tiene autoridad, y no 
como los escribas" {Marcos 1 :22). 



m 

1. Conocer que Cristo vino a revelarnos el carácter de Dios, y proveernos los recursos 
para nuestra salvación, enseñándonos por el precepto y el ejemplo una vida cotidiana 
de perfecta y completa paz. 

2. Entender que solo Cristo pudo proveer con su vida nuestra salvación y constituirnos 
en mensajeros de ella; por un estilo de vida de fe en acción a favor de otros, por su 
misericordia, gracia y perdón. 

3. Aceptar el estilo de vida de Cristo como identidad personal, viviendo en nuestras re- 
laciones cotidianas, (vertical y horizontal) experiencias de perfecta paz y gozo. 

Jesús vino a mostrarnos, con sus actos y sus palabras, la mayor revelación del Padre. 
Aunque la ley nos revela el carácter de Dios; "es una ley, y por ello, únicamente condena y 
no salva, ella apunta a la sanidad, al perdón de las culpas y nos señala al Mesías", el Úni- 
co que nos concede la capacidad de obedecer; y su encuentro "no nos deja sin frutos; allí, 
aparece el resultado visible en nuestro estilo de vida". Aunque parezca utópica, u antagó- 
nica, la enseñanza de Cristo es realmente el código de ética del reino de los cielos, es la 
revelación personalizada del carácter de Dios, es la norma de conducta para una vida de 
relaciones interpersonales completamente gozosas y felices, que no solo nos ayudan a vi- 
vir en paz en este mundo, sino que nos capacitan para una eternidad verdaderamente feliz 
en el reino de los cielos. 

1 . Un código de ética del reino: ¿Por qué un código de ética del reino? Todos los reinos 
basan sus leyes en este código de ética: "Conjunto de reglas o leyes referentes a lo 
moral y las obligaciones del ser humano". Jesús vino a mostrarnos el camino a la sal- 
vación; con sus enseñanzas deja claro que el estilo de vida del reino de Dios no es al- 
go al azar, sino algo especial y exclusivo de quienes realmente quieren ser felices. Por 
ello vindicó que "los santos mandamientos nos brindan una perspectiva única, maravi- 
llosamente concisa, del carácter de la Deidad. Pero la ley tiene sus limitaciones". 

m Sofonías 2:3; Mateo 4:7; 5-7; Juan 1 4:1 5, 21 , 24; 1 5:1 0. 

2. Una revelación del carácter de Dios: ¿Por qué fue necesario que Cristo viniera a re- 
velar el carácter de Dios? Las enseñanzas y el estilo de vida de Cristo disgustaban a 
los escribas y fariseos porque su práctica religiosa estaba muy distante de lo que ellos 
mismos enseñaban. Su propósito fue mostrar que esos líderes legalistas eran hipócri- 



tas, corregir la distorsión religiosa generada por estos rabinos que hicieron de la ley un 
fin en sí misma; quitar de entre el pueblo el mito acerca de que estos eran modelo de 
perfección, y sobre todo mostrar que el único IVIodelo, ideal perfecto es el Padre Celes- 
tial. Ello fue apremiante evidencia en el ministerio de Cristo a favor de nuestra salva- 
ción. 

CQ IVIateo 6:5. 14:16-18; Juan 14:9; 15:4, 5,8. 

Un legado de amor para ser feliz: ¿Por qué las enseñanzas de Jesús trascienden en 
el tiempo? El comportamiento de una persona en relación a los demás, generalmente 
esta dirigido y supeditado por los principios y valores que norman su vida. Cristo vino a 
enseñar los principios y valores del cielo, ellas son nuestro mayor legado de amor. Por 
lo tanto, para el cristiano, es un imperativo sujetar sus actitudes a estos; a fin de que 
su comportamiento sea el de un humilde pacificador, cuya conducta de convicciones 
firmes verdaderamente lo identifican con el reino de los cielos. 
m IVIateo 5:3-12; 6:12, 14, 15; 7:28, 29; 12:31, 32; 18:6; 27:3, 4; Marcos 2:5-12; 14:21; 

Lucas 7:36 - 50; 1 7:3, 4; 23:34; Juan 8:1 -11. 
Una norma de conducta: ¿De qué modo las enseñanzas de Jesús limitan nuestras 
actitudes humanas? Las enseñanzas de Cristo van mas allá de la satisfacción de ne- 
cesidades comunes a la naturaleza humana; estas son la única norma para ser feliz, 
trasmitiendo y transformando esa naturaleza, a una dimensión espiritual que va mas 
allá de la misericordia y la paz por medio de la reconciliación y el perdón; en una vida 
verdadera de vida de paz y amor; que por supuesto, solo en Cristo puede lograrse y no 
por nosotros mismos, pero que significa el esfuerzo de toda la vida; hasta el encuentro 
glorioso con el Padre. "Dios estaba en Cristo reconciliando consigo mismo al mundo" 
m Mateo 18:1-6; 20:25-28; 23:1, 5-12; Juan 8:31; 15:4-8; Filipenses 2:5-8; 1 Pedro 

5:1 -4; 2 Corintios 5:1. 
Una relación de verdadero gozo: ¿Qué nos dice esto acerca de quien es Dios y que 
espera de nosotros? Cristo mostró claramente el carácter compasivo, misericordioso y 
a la vez justo de nuestro amante Padre. Por lo tanto su gracia es un don maravilloso a 
nuestro alcance, que mediante la fe en Él; podemos hacerla la gran razón de nuestro 
gozo, porque por ello nuestras relaciones inter-personales en todas direcciones pue- 
den ser perfectamente sanas, gozosas y plenamente satisfactorias. Este es el gran 
propósito divino y debe ser el nuestro para gloria de su nombre. Porque "cualquier en- 
señanza sobre la salvación, la gracia y la fe que no transforme nuestra vida no puede 
ser considerada una legítima enseñanza bíblica". 
m Mateo 14:28-31; 20:1 -15; Lucas 7:36-48; 15:1 1-31 ; Juan 8:1 -1 1 , 14; Efesios 2:8, 9. 



Como en el Sinaí, los Diez Mandamientos señalaron el estilo de vida de la recién naciente 
nación hebrea, el Sermón del Monte señala el estilo de vida de la recién naciente iglesia 
cristiana. Si podemos unir todos estos principios y encontramos que, lo que pareciera an- 
tagónico y contradictorio de nuestra vida, solo es un síntoma de sensibilidad espiritual, 
¡regocijémonos!; porque de lo contrario quizá necesitamos cambiar nuestra lista de cosas 
que pueden hacernos feliz. ¿Te sientes insatisfecho? 1) Observa las sabias enseñanzas 
de Jesús. 2) Vívelas en experiencias de reconciliación. 3) Compártelas con evidencias de 
fe y esperanza genuinas, por una relación que ponga tu vida en las manos de Dios, en 
servicio humilde, amante, pacificador. 

© Cora Duma Escobar de Villareal